Estancia Harberton y su historia

Al día de hoy es posible visitar la Estancia Harberton en Tierra del Fuego, al sur de la Patagonia y frente a las frias costas del Canal Beagle. Casi intacta, su casa principal es en parte una casa de té que puede visitarse. Allí es posible conocer un poco sobre la historia familiar de sus fundadores. Pero, ¿Cuántos conocen la historia sobre cómo se instaló allí la Estancia? 

Todo comenzó con un niño…

En 1842 se calcula que nació. En su chaleco había una letra “T” bordada y lo encontraron abandonado en un puente en Bristol, Inglaterra. Es por eso se lo bautizó como Thomas Bridges a la edad aproximada de 2 años. Siendo Inglaterra un país protestante, fue raro que el niño llevase una medalla católica, por eso se sospecha que su familia era oriunda de algún país católico como Francia, Italia o Irlanda.

Estancia Harberton - Tinta y Mapa (10)
Réplica de una vivienda Yagan actualmente expuesta en la Estancia.

Hasta los 8 años vivió en un orfanato, hasta que fue adoptado por el reverendo anglicano George Pakenham Despard. En 1863 Thomas y el reverendo Despard viajan a la isla Keppel, una pequeña isla al norte de las ,actualmente conocidas como, Islas Malvinas. Allí iban a instalarse para trabajar en la misión que pretendía “salvar” del ateísmo a los nativos originarios del sur de la Isla Grande de Tierra del Fuego.
La misión no se encontraba directamente en la Isla Grande, sino en las Islas Malvinas. Se hacían viajes de algunos meses en barco para buscar Yaganes y se los instruía sobre una religión que no les importaba, unas artes que no necesitaban y unos modales que no les servían. Luego se los devolvía a su ambiente natural.
Se utilizaba ese método porque los Yaganes, también conocidos por el nombre “Yamanas”, no les dejaban instalarse en sus tierras.
Los originarios de esta zona se autodenominaban ­-Yamanas-, que significa “ser humano” en su legua. Thomas los nombró -Yaganes- ya que el centro de su territorio era el Canal “Yagha Shaga”, más tarde bautizado como “Murray”.

Estancia Harberton - Tinta y Mapa (8)
Familia de Yaganes
La frustración del Reverendo Despard.

En el año 1862 se organiza una misa anglicana con toda la pompa y circo para deslumbrar y atraer a los nativos. La ceremonia se realizaría en una bahía llamada por los Yaganes “Wulaia”, en Isla Navarino, frente a la actual ciudad de Ushuaia. Contrario a lo planeado, la misa terminó antes de empezar cuando los nativos asesinaron a los misioneros al momento del desembarco.

Frustrado por lo ocurrido, el reverendo Despard presenta su renuncia y decide volver a Inglaterra, de donde enviarían a su reemplazo, el reverendo Waite Hawking Stirling.
Thomas, por su parte, decide quedarse y continuar con el trabajo en la misión hasta que Stirling llegara de Inglaterra, y cuando el nuevo reverendo llega se instalan en la Isla Grande. Esto no le resultó inconveniente como a los otros, ya que Thomas contaba con una herramienta única: Mientras que en la misión en Islas Malvinas se intentaba inculcar el idioma inglés a los nativos, él se había interesado por el extraño idioma de los niños que iban llegando.

Estancia Harberton - Tinta y Mapa (3)
Thomas Bridges y el Reverendo Stirling con un grupo de Yaganes vestidos.

Cuando finalmente llega Stirling se encuentra con un panorama muy distinto al que Despard había planteado. Al hablar el idioma de los Yaganes, Thomas había logrado cierta cercanía con ellos, así que logró que se instalara una sede de la misión en la Isla Grande. Mientras se lleva a cabo ese trabajo, él viaja a Inglaterra nuevamente para ordenarse reverendo y poder hacerse cargo de la misión.
Ya en su país natal, como requisito para poder ordenarse, se casa y vuelve a Islas Malvinas con su esposa Mary Ann Vader, en donde criarían a su primera hija.

El fin de la Misión.
Estancia Harberton - Tinta y Mapa (6)
T.Bridges y su familia

Aproximadamente 20 años después de que Thomas hubiera tomado el mando de la misión y pueda instalarse definitivamente en la Isla Grande, empezaron a notar que los nativos disminuían en número. Más tarde, Thomas decide renunciar a la misión aunque esta continuó con el pastor John Lawrence.

Antes de pensar en irse, Thomas consigue hablar con el Presidente Julio Argentino Roca, quien en 1886 luego de debatirlo y aprobarlo en el Congreso, le ofrece 20000 (veinte mil) hectáreas en agradecimiento por su labor. Al gobierno argentino le convenía tener tierras habitadas por amigos en el inhóspito sur de la Patagonia.

Allí es donde se funda oficialmente la Estancia Harberton, nombre del pueblo inglés en donde Mery Ann nació.

Entre tantas personas a las que Thomas conoce en estas tierras del sur, se encuentran algunas muy importantes para la Historia Argentina. Entre ellos se encuentra el Perito Francisco Pascasio Moreno (mejor conocido como Perito Moreno) con quien se hicieron grandes amigos. Gracias a él, Thomas conoció personas muy influyentes del gobierno de la época como Felipe Varela y, por eso los nombres de los ríos de la actual Estancia.

En el casco antiguo de la Estancia Harberton se encuentra la famosa Casa Grande. Esta fue la primer vivienda prefabricada de la Tierra del Fuego Argentina. Cuando obtuvo la tierra, Thomas vuelve al pueblo de procedencia de su esposa para visitar a su suegro, el carpintero Stephen Vader, quien les construye una casa enumerando cada parte para poder reconstruirla sin problemas en donde sea. La casa se construyó en 1887, un año después de la fundación de la Estancia Harberton y aún sigue en pie con sus paredes, pisos y suelos originales.

Estancia Harberton - Tinta y Mapa (2)
La Casa Grande en la actualidad

Aparte de sus tierras, entre tantas cosas que Thomas no se llevó a la muerte, nos quedó su estudio y conocimiento sobre la lengua de los nativos originarios en forma de diccionario “Inglés / Yagán”. Este diccionario cuenta con aproximadamente 32 mil expresiones de la lengua Yagan, siendo un dialecto tan amplio como un idioma. Dentro del mismo y entre tanta historia hay una palabra que vale la pena conocer y recordar por su belleza, “Mamihlapinatapai”. De los términos más difíciles de traducir literalmente y considerada la palabra más concisa del mundo dentro de los record Guiness, describe: “una mirada entre dos personas, cada una de las cuales espera que la otra comience una acción que ambas desean pero que ninguna se anima a iniciar”.

 

tinta y mapa

Una respuesta a “Estancia Harberton y su historia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: