Empanadas!

¿Empanadas salvando un viaje? ¡Por supuesto!

 Una vez que salís a la calle con tu(/s) mochila(/s) pasas a ser el nuevo extraterrestre aceptado dentro de la tierra, en el lugar del mundo que sea. A todos parece llamarle la atención que alguien se decida a llevar una vida de caracol con todo lo que posee en la ruta en su espalda.

 Una de las situaciones más comunes es cruzarse con algunos de estos observadores creyendo que, por ser viajero, uno tiene dinero. Pero no… Te ven “turista” y te cobran el doble, se tiran a la pileta, a ver si sabes o no que hay que regatear, y justo el taxi tenía que dar todas esas vueltas para hacer algunas cuadras.

 No siempre uno viaja por que tiene dinero, hay muchas razones por las cuales se elige salir a andar con o sin algunas monedas en el bolsillo.


Pero… ¿Qué tiene que ver esto con las empanadas?


Un día durante un viaje largo, estando en Lima, caí en la realidad, no estaba de vacaciones. Algunos sabrán de lo que hablo. A veces un viaje no es ir de vacaciones y volver, uno toma la decisión de salir a la ruta y lo adopta como estilo de vida. Y sea cual sea el tipo de vida que elijas, las necesidades básicas suelen ser las mismas, como por ejemplo comer, así que uno no se puede dar el gusto de vivir gastando el dinero por ahí… o si, pero después hay que bancarse la dieta a puro pan y mate.

En ese momento se me ocurrió cocinar algo, no para comer, sino para generar algunos ingresos, y entre muchos concursantes, las ganadoras fueron las empanadas.
La idea no parecía difícil, estaba en la casa de un Couch así que iba a usar su horno y luego le pagaría un porcentaje de lo que gane para reponer el gas. (Couch es quien te aloja dentro de la plataforma Couchsurfing una de las 5 Apps útiles para un viaje)

Al otro día nos levantamos a las 9:30 AM y fuimos a comprar al Mercado de Surco, en donde pueden encontrarse alimentos frescos y baratos. El primer intento (fallido) fue hacer empanadas de pescado. Supuse que podía ser una gran idea porque en Perú hay pescado bueno y barato. Empanadas de pescado y queso.

La masa era casera, preparé un rico relleno, hice un lindo cartelito, y con una heladerita prestada solo había que salir a caminar por ahí. En la heladerita había 47 empanadas, y vendí menos de 10. Al parecer, en Perú no es nada común una empanada de pescado (y menos con queso). Los pocos que compraron lo hacían con mucha cara de valientes y solo para probar ese invento extraño, siendo para mi algo muy común… o al menos, nada raro. Los que mejor la pasaron fueron los room mates que vivían con nosotros en casa del couch porque cenaron el resto de la mercadería no vendida.

Empanadas_Tinta y mapa (5)

Lejos de darme por vencido, la visita al mercado fue más temprano al otro día. A las 8AM ya estaba ahí, pero esta vez la estrella de las empanadas sería el pollo. Siguiendo el mismo razonamiento que antes había fallado, pensé que en Perú se come mucho pollo, y sale barato (Más en el Mercado de Surco) así que simplemente cambié el ingrediente principal y con resultados muy exitosos. Recuperé lo invertido ganando más del doble.

Lejos de que sea pura suerte, caminé mucho. Desde las 11 del mediodía hasta casi las 5 pm (y todo ese tiempo intentando decir bien «empanadas de poio»). No sé si es algo para hacer todos los días en un viaje, pero vender comida es una buena salida en caso de contar con poco dinero. Sean empanadas o trufas, que también son de receta fácil y encima no necesitan cocción.

Siempre es recomendable preguntar a los policías, antes de vender, si es posible hacerlo libremente y de no ser así en dónde se puede. De esta forma evitamos un potencial problema, ya que me enteré (preguntando a una oficial) que, en Miraflores, si no tienes permiso, la policía te confisca todo lo que llevas para vender (tu heladerita incluida).

Empanadas_Tinta y mapa (2)

Más adelante subiré la receta para que liberen al chef-emprendedor-viajero que llevan adentro.
Y ustedes, ¿Qué recetas fáciles conocen?

 

 

tinta y mapa

 

2 Respuestas a “Empanadas!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: